Receta de sopa de puerro y vieira

Sabores escoceses para los días más fríos

sopa de puerro y vieira
Se puede presentar con 'chiffonade' de puerro frita en aceite.

Recetas en el artículo

  1. 01. Sopa de puerro y vieira

Los ingredientes clave de esta sopa son el puerro y las vieiras, pero también se puede preparar con ave. Era almuerzo de cazadores a mitad de mañana en una jornada invernal, así que casi seguro hará su función en tu vuelta del trabajo. Además, es una receta que se prepara en menos de una hora. 

Sopa típica de la cocina escocesa, siempre grandiosa dentro de su sencillez, y de gran refinamiento. Se puede terminar con unas cucharadas de nata, si se desea, si bien y según mi criterio no es en absoluto imprescindible. Es parecida a la más famosa cocky leeky soup, también escocesa. Se hace igual, sin vieiras, y cociendo al mismo tiempo que los puerros 1 faisán o 1/2 pintada o 1/2 pollo de corral o hasta 2 patas de un buen pollo. Cuando la sopa está casi terminada, se saca el ave y se separa del hueso toda la carne, para mezclarla cortada en dados con el puerro y el caldo, y se le da unos hervores con dos puñados de ciruelas pasas, que le van de maravilla. 

Sopa de puerro y vieira

  • 1 y 1/2 kg de puerros gruesos, de invierno, con mucho blanco
  • 25 g de mantequilla
  • 4 vieiras grandes o 200-300 g de músculos de vieira
  • Agua
  • Sal y pimienta
sopa de puerro y vieira ingredientes
Se puede añadir nata, pero no es imprescindible.

PARA 4 PERONAS 

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 minutos

TIEMPO DE COCCIÓN: 45 minutos

ELABORACIÓN DE SOPA DE PUERRO: 

Limpiar los puerros retirando lo más verde. Cortar en juliana muy fina la parte más blanca y verde pálido. En una cazuela o cazo grande con tapa, echar 1 litro escaso de agua y ponerla sobre el fuego hasta que casi comience a hervir. Echar entonces la juliana de puerros, un poco de pimienta y de sal para que vaya cociendo con suavidad y sin parar.

Mientras se va haciendo la sopa limpiar las vieiras, si hiciera falta y retirarles el coral, para otro uso. En un cazo calentar un poco de caldo de la sopa y acercarlo a fuego suave. Cuando casi va a hervir, añadir un poco de sal y los músculos de la vieira. Bajar el fuego a continuación, de modo que se escalfen 2-3 minutos sin hervir en ningún momento. Apagar el fuego y echar unas cucharadas de agua fría para cortar el calor. Reservar.

Cuando los puerros lleven en hervor unos 30 minutos, verter el caldo de las vieiras y reservar éstas. Debe haber 1 litro de sopa. Si no fuera así, añadir un poco de agua. Pasados otros 15 minutos, probar de sal y pimienta la sopa y rectificar si hace falta. Montar la sopa batiendo con la mantequilla. Repartir las vieiras en filetes en 4 tazas y verter encima la sopa correspondiente. Servir de inmediato.

IDEA DE PRESENTACIÓN:

Se puede adornar, para una presentación más vistosa, con una chiffonade de puerro frita en aceite. Para ello retirar la parte verde de otro puerro y cortar el resto en troncos de unos 5 centímetros de largo. Partir al medio y cortar las hojas tiernas en tiritas de puerro muy, muy finas. Lavarlas en agua muy fría abundante, moviendo mucho las hojas un rato y dejarlas a remojo otros 5 minutos, para escurrir a fondo a continuación y dejar secar durante otro rato, sobre un trapo de cocina limpio, el tiempo en el que se termina la sopa.

Calentar aceite de fritura abundante –oliva virgen extra o girasol– en una sartén honda o en un cazo. Cuando esté muy caliente, ir echando puñaditos de las tiras de puerro hasta que estén bien doradas, en chiffonade. Retirar con una espumadera a un plato o rejilla con un papel de cocina encima y repetir hasta terminar con todo. 

Etiquetas:

Recetas en el artículo

  1. 01. Sopa de puerro y vieira