Hotel 'Palacete Colonial' (León)

La segunda vida de esplendor de un palacete burgués

Hotel 'Palacete colonial': terraza de la suite (apertura)
Una de las habitaciones del hotel cuenta con una terraza privada de 30 metros cuadrados con vistas a una de las arterias de León, la avenida Ordoño II.

El antiguo palacete Ordoño II vivió sus años de esplendor durante la primera mitad del pasado siglo, cuando la burguesía leonesa competía entre sí por cada metro cuadrado de una de las arterias principales de la ciudad. Hoy, la que fue también residencia del mayor de los Café Quijano, se ha reconvertido en el hotel 'Palacete Colonial', un bed & breakfast boutique donde se aúnan elementos de aquel refinamiento burgués con detalles modernos y obras de arte que trasladan al huésped al Lejano Oriente.

El bullicio de negocios, oficinas y del ir y venir de vecinos y turistas de la concurrida avenida Ordoño II se detiene al atravesar la puerta de hierro forjado del 'Palacete Colonial'. "Hemos querido conservar el estilo tradicional del edificio, que fue residencia de una importante familia burguesa de León, pero con las comodidades y ciertos detalles de diseño del siglo XXI para nuestros clientes", asegura Pedro Llamas, el director del hotel.

Hotel 'Palacete colonial': segunda planta de habitaciones
El recibidor y las zonas comunes del hotel cuentan con obras de la colección 'Beijing' del pintor leonés José de León.

En la primera planta, donde se ubican la recepción, un pequeño patio interior al que se accede por el comedor en el que se sirven los desayunos y dos de las 12 habitaciones disponibles, se dan la mano esos dos tiempos presentes en el palacete. Las tablillas del suelo –"con un diseño que se conoce como mosaico hidráulico"–, el pasamanos de la escalera de madera, las cenefas del pasillo o las vidrieras originales conviven con las televisiones Loewe, los secadores Dyson, las cafeteras Nespresso, los albornoces de terciopelo, las sábanas de 300 hilos o las camas king size, "con sistema libre de radiofrecuencia", con las que están equipadas las estancias.

Hotel 'Palacete colonial': habitación
Las 12 habitaciones del hotel se dividen en 9 estándar, 2 junior suites y una con terraza privada.

El palacete fue un encargo del matrimonio formado por José Vázquez y Matilde Rodríguez Guisasola –familia de cereros, exportadores de vino del Bierzo y médicos– a su cuñado, el reconocido arquitecto Manuel de Cárdenas Pastor, quien había intervenido en distintas remodelaciones de la catedral de Astorga, Zamora y León, esta última a escasos metros de la avenida Ordoño II donde construyó, a la altura del número 24, este edificio en 1929.

Hotel 'Palacete colonial': Pedro Llamas, director
Pedro Llamas es el director del hotel, además de concejal del Ayuntamiento y presidente provincial de hostelería.

Durante todo el siglo XX, la residencia unifamiliar sobrevivió a especulaciones y a la desaparición de sus coetáneas. Su fachada aún hoy despliega piedra caliza en el zócalo, con sus huecos adintelados y en arco, el techo con aleros de madera retranqueados y forja en ventanas y puerta, tan del estilo de la época. "Tuvo una importante reforma hace unos 20 años, cuando la adquirió Manuel Quijano, el mayor de los hermanos del grupo 'Café Quijano', que vivió aquí hasta 2008", explica el director. Hoy es propiedad de Confecciones Mayton.

Hotel 'Palacete colonial': detalles de decoración
Los interioristas Alfredo Mondéjar y Carmen Huerta (del estudio León E4) se inspiraron en detalles orientales para la decoración.

El artista fue quien construyó en el sótano del 'Palacete Colonial' una piscina-sauna rodeada de columnas y ubicó el estudio de grabación del conjunto musical, que ahora se ha reconvertido en gimnasio. También fue quien reformó la planta superior, el antiguo palomar, donde se ubica una de las suites de techos blancos con viga vista y una terraza privada de 30 metros cuadrados alfombrada, equipada con chimenea, cómodos butacones y mantas para cobijarse en las habituales tardes frescas de León. "La idea es acristalarla en un futuro próximo, respetando la estructura exterior, que está incluida en el catálogo de bienes protegidos de la ciudad".

Hotel 'Palacete colonial': piscina cubierta del sótano
La piscina, de estilo romano con columnas, mide 10x3 metros y está ubicada en el sótano del hotel junto al gimnasio.

En la decoración, tanto de las habitaciones –9 estándar, 2 junior suite con salón independiente, y la suite con terraza– como de las zonas comunes, se han impuesto los detalles orientales del estudio de diseño León E4, de los interioristas Alfredo Mondéjar y Carmen Huerta. Los revestimientos de las paredes de las estancias y pasillos, las láminas y fotografías de los cabeceros, las figuras de elefantes y jarrones con evocaciones asiáticas acompañan a las obras del artista local José de León (natural de Carbajal de Fuentes), que expone parte de su colección 'Beijing' en este hotel.

Hotel 'Palacete colonial': suite 304
La suite 304 dispone de una bañera junto a la cama, además de un saloncito independiente.

Pero además de las comodidades y refinamiento burgués del alojamiento, otro de los atractivos del 'Palacete Colonial' es su ubicación, en una de las arterias comerciales de la ciudad, a escasos metros de la ribera del río Bernesga, de los animados Barrio Húmedo y Romántico –ideales para tapear–, de la majestuosa Catedral o de la Real Colegiata de San Isidoro, donde se custodia el pendón de Baeza, el cáliz de Doña Urraca –considerado por muchos el famoso Santo Grial– y el Panteón de los Reyes de León, la Capilla Sixtina del arte románico, que fue cuna del Parlamentarismo.

Real Colegiata Basílica de San Isidoro
El Panteón de los Reyes de la Colegiata de San Isidoro es considerada la 'Capilla Sixtina del Arte Románico' por sus frescos.

"En los próximos meses ampliaremos la oferta para nuestros clientes con experiencias exclusivas, combinando dos de los reclamos turísticos más potentes de la provincia: cultura y gastronomía", anuncia Pedro Llamas. Así, se organizarán visitas a la cueva inundada de Valporquero, conciertos privados de órgano en la catedral de León, jornadas en las Médulas, recorrido y catas en bodegas de las D.O. Bierzo y Tierra de León o degustaciones de las afamadas carnes de buey maduradas de 'El Capricho' (1 Sol Guía Repsol en la pedanía de Jiménez de Jamuz).

HOTEL 'PALACETE COLONIAL' - Avenida Ordoño II, 24. León. Tel. 987 49 99 69.