Sin necesidad de cantarles una nana

Los hoteles donde descansan los cantantes

Entre concierto y concierto o para sus vacaciones. Viendo estos alojamientos no nos extraña nada que los elijan para dormir y comer como se merecen o ¿será porque cumplen todos sus caprichos y excentricidades? Seguro que si entramos en alguna de sus suites podemos imaginarnos a Mick Jagger afinando el clásico “I can’t get no, satisfaction” frente al espejo del baño. Aunque seguro que en los hoteles elegidos, la satisfacción estará más que garantizada.

Ibiza Rocks House, Queen: The show must go on

Quién nos iba a decir que la grabación de un video-clip lograría hacer de este alojamiento en Eivissa el objeto de deseo de artistas de la talla de Mercury o Elton John entre otros muchos. La música no ha dejado de sonar desde que a principios de los 80 Wham utilizara como plató de rodaje para su mítico tema Tropicana la Casa Pikes (el “culpable” de transformar esta antigua granja en uno de los alojamientos más demandados de la isla).

Como no todo iba a ser fiesta, presumen de un catálogo de actividades wellnesspara recuperarnos de las noches más locas o sentirnos menos culpables. A saber: Voga (sí, VOGA, que no es más que la mezcla de esos movimientos ochenteros popularizados por Madonna y el más puro yoga) e incluso clases de Tabata (ejercicios realizados en pequeños trampolines). Todo un parque de atracciones para hippies, modernos y curiosos deseosos de mover sus cuerpos más allá de las discotecas de la isla.

Piscina del Ibiza Rocks House
Piscina del Ibiza Rocks House.

Hotel Arts Barcelona, Lenny Kravitz: I belong to you                              

Nos imaginamos a Kravitz dedicando esta canción a la Ciudad Condal. Porque si es fácil enamorarse de Barcelona más sencillo resultaría gritarle a la ciudad que le pertenecemos desde alguna de las terrazas del Hotel Arts con vistas al Mediterráneo. Una obra de arquitectura moderna que está en sintonía con el nuevo skyline de la capital catalana y que presume de estar al lado de la escultura de Frank O. Gehry. Aunque no sabemos si el de Nueva York ha salido a pasear demasiado ya que el hotel tiene desde boutiques exclusivas hasta cinco espacios gastronómicos. Quienes también comparten su mismo gusto por el Arts son Prince y Mick Jagger. ¿Darían un concierto todos juntos si coincidiesen en la terraza principal? Por si acaso, los responsables del hotel no harían mal en ir preparando el cartel de Entradas Agotadas.

Apartamento del hotel Arts de Barcelona.
Apartamento del hotel Arts de Barcelona.

Villa Magna Madrid, U2: With or without you 

Porque es un lugar que apetece, tanto acompañados como para disfrutar en solitario y lanzarnos a componer nuestra primera canción. El Villa Magna es el más deseado no solo por Bono y los suyos, sino por otros grandes artistas como Lady GagaSpringsteen o Robbie Williams. Construido en origen en torno a un patio similar al de los Leones de la Alhambra, tras su demolición se levantó cual ave Fénix convirtiéndose en punto de encuentro de la alta sociedad madrileña.

Elegante, contemporáneo y con toques asiáticos para satisfacer los caprichos de quienes se alojen ahí. Sobre todo si eligen su suite real, con nada menos que ¡290 metros cuadrados! Hasta a Lady Gaga se le habrá puesto cara de póker la primera vez que pisó este hotel al comprobar que tiene sitio más que suficiente para guardar sus extravagantes vestidos.

Suite Real del hotel Villa Magna en Madrid.
Suite Real del hotel Villa Magna en Madrid.

Hotel W de Barcelona, Shakira: Estoy aquí        

O es lo que pensamos que le cantará a Piqué cada vez que se alojan en este hotel; sobre todo si lo hacen en la Suite Extreme Wow, ya que tiene 295 metros cuadrados, 3 habitaciones, jacuzzi en la terraza y sistema de sonido envolvente perfecto para escuchar las canciones de la cantante.

El edificio, en pleno paseo marítimo, cuenta con vistas privilegiadas y está muy cerca del Born, uno de los barrios más animados de Barcelona. Aunque no tendrán necesidad de salir demasiado ya que el W tiene seis bares y restaurantes. Entre ellos, uno en plena playa. Y para que la colombiana relaje sus caderas tras los conciertos, un spa que incluye hasta un buffet de brownies y un completo gimnasio para que el futbolista no se despiste de sus entrenamientos.

Suite Wow del hotel W de Barcelona.
Suite Wow del hotel W de Barcelona.

Ritz Madrid, Madonna: La isla bonita

Era de esperar que la reina del pop eligiera un hotel digno de la realeza. Construido a principios del siglo XX, sus estancias siguen respirando ese aire de la Belle Epoque tan característico de la aristocracia de la época. Lujo, lujo y más lujo en cada rincón. A la altura está también el servicio, reconocido por ser de los más exclusivos y serviciales de la capital.

Hasta su situación es privilegiada: a pocos metros de los museos imprescindibles de Madrid y en la puerta del parque del Retiro, por si a Madonna le apeteciera salir a correr. Aunque tal vez prefiera hacerlo en el gimnasio del hotel, que está abierto 24 horas al día y se puede reservar una sesión con un entrenador personal. El Ritz es la isla particular en medio de Madrid para Madonna.

Suite Presidencial del hotel Ritz, Madrid.
Suite Presidencial del hotel Ritz, Madrid.
Localidad

Eivissa

Hotel
5 Estrellas

Hotel Arts Barcelona

Marina, 19-21 (Barcelona)
Hotel
5 Estrellas

Hotel Villa Magna

Paseo Castellana, 22 (Madrid)
Hotel
5 Estrellas

Hotel Villa Magna

Paseo Castellana, 22 (Madrid)
Hotel
5 Estrellas

W Barcelona

Plaça Rosa dels Vents, 1 - Passeig Joan de Borbo (Barcelona)
Hotel
5 Estrellas

Hotel Ritz Madrid

Plaza de la Lealtad, 5 (Madrid)