Los amantes del arte tenemos en Madrid una versión artística del triángulo de las Bermudas en el que perdernos durante horas e incluso días. Se trata del triángulo del arte que forman el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza. En los últimos años dos nuevos espacios de exposiciones se han instalado en la zona: CaixaForum y Tabacalera. Sin duda, una oferta cultural capaz de provocarnos una crisis severa de síndrome de Stendhal, cuando el exceso de belleza llega a provocar taquicardias.