Embalse de Riosequillo

Buitrago del Lozoya (Madrid)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Es posible pescar, practicar piragüismo y vela en Madrid. Sí, igual no en su centro histórico, pero a unos pocos kilómetros del centro de la ciudad y en medio de un paraíso serrano. ¿Qué más se puede pedir?

Situado al lado de uno de los pueblos con más encanto de la capital, en Buitrago de Lozoya se encuentra el agua más apetecible de Madrid, distribuida a toda la Comunidad por el Canal de Isabel II, en el Embalse de Riosequillo. Cuenta con un paisaje espectacular que vigila el Valle del Lozoya donde hay que prestar mayor atención a las cumbres de Somosierra y al de la Sierra del Rincón. Aunque las vistas son espectaculares, dignas de cualquier fotógrafo amateur que quiera parecer profesional, el mejor reclamo es el agua que además se presenta como protagonista de varios deportes. Un reflejo de la gloria de este embalse es su área de descanso situada a su lado y que convierte parte del río en una de las piscinas naturales más grandes de la localidad, construida para evitar el baño masivo que se producía antes en el embalse de Riosequillo. Además, no solo permite disfrutar del baño, este paraíso de la tranquilidad, regala parques a los niños, merenderos para los ágapes y zonas deportivas de las que una especialmente está acondicionada para los amantes del piragüismo.

Localización

Embalse de Riosequillo, Madrid