{{title}}
{{buttonText}}

La cueva del Yeso

Baena, Córdoba

Compartir

La conocían como la “Mina” por la forma circular de su acceso. Pensaban incluso que era una cueva hecha por los árabes para llegar secretamente a las torres que poseían por la comarca. Solo leyendas. La cueva del Yeso era un auténtico tesoro bajo tierra. Y no solo desde el punto de vista geológico, sino también biológico. Pero esto no se supo hasta que se hicieron las primeras incursiones de espeleólogos en los años 60. A ocho kilómetros del núcleo urbano de Baena se encuentra la boca de entrada, en el paraje llamado "Puente de la Maturra”. Lo que dejará boquiabierto al visitante, además de conocer que allí vive una colonia de crías de murciélago en peligro de extinción y unas especies de gambas únicas en todo el mundo según han arrojado diversas investigaciones, son las caprichosas formas que han ido adquiriendo el yeso y otros minerales. A un lado y a otro de las galerías, mil colores estallan a la luz de las linternas frontales que nos abren el camino. Quien la visite se sentirá en contacto con lo más profundo de la Tierra.

Localización

Cueva del Yeso, A-3125, Km 17, 14850 Baena, Córdoba