Palencia también tiene su 'Ciudad Encantada'

Palencia también tiene su 'Ciudad Encantada'

Caminar es la mejor manera de conocer el Geoparque de Las Loras, a camino entre Burgos y Palencia. Aparte del Camino de Santiago, que pasa por el oeste de su territorio, hay multitud de sendas que las recorren. Las rutas para bicicletas de montaña también son recomendables. Entre las exclusivas para senderistas, las mejores llevan a lo alto de sus peñas más representativas: Amaya, Ulaña y Mesa. Todas son de dificultad fácil o moderada y tiempos no superiores a las 5 horas. 

Recorrer desfiladeros como los cortados de Peña Ulaña o visitar lugares históricos como el Pozo de los Lobos y el Paseo de Olleros son otras posibilidades. Igual que la visita a alguno de los abundantes vestigios paleontológicos, muchos situados en las altas parameras de las peñas como el castro de El Perul, el menhir del Canto-Hito y los dólmenes de Arnilla y La Cabaña. No hay que olvidar que en esta parte de Castilla se localiza el mayor conjunto de dólmenes de la península Ibérica.

Mención aparte merecen Las Tuerces. El capricho de estos bolos, cárcavas y peñas que se esparcen por lo alto de los cantiles que caen sobre la depresión del Pisuerga, les ha otorgado el sobrenombre de la otra Ciudad Encantada. Situadas sobre Villaescusa de las Torres –cercano a Aguilar de Campoo–, solo el pitido de los trenes que pasan a los pies de la montaña rompe la tranquilidad del lugar. Declaradas Lugar de Interés Cultural y Monumento Natural, se componen por un dédalo de formas, rocas, pasadizos, paredes, callejones, corrales, agujas y agujeros kársticos con las formas más caprichosas.

Contacto

Espacio Natural 'Las Tuerces'
www.guidd.io