Fiesta de los Mayos

Albarracín (Teruel)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La fiesta de los Mayos se remonta cuatrocientos años atrás en el tiempo, pero sus raíces se pierden en antiguas tradiciones ligadas a la fertilidad y la celebración de la primavera, cuando todo florece, incluido el amor. Mozos y mozas solteros buscaban un emparejamiento con este ritual festivo, a veces provisional, a veces duradero (la fiesta de la soltería siempre puede desembocar en matrimonios longevos). Los mayos son también una fiesta del folclore, donde la música es la gran protagonista en las rondallas y en los cantadores de jotas.
En algunos pueblos de la sierra de Albarracín, la noche comenzaba con un sorteo. Mozos y mozas casaderas se reunían en un local. En una gorra o puchero se guardaban las papeletas con los nombres de los hombres y en otra, los de las mujeres. Se removían bien, y de una se sacaba una papeleta y de otra, la otra; la suerte se encargaba de emparejarlos. Al principio se realizaba una subasta; los mozos pujaban por las mozas elegidas porque querían cortejarlas o por amistad. Ganarse el derecho de cantar a ciertas mujeres, igual suponía desembolsar cantidades muy altas y porque algunas mozas se llevaban la mayor parte de los cantos, el sorteo fue desplazando a la subasta en la tradición.
Los cantos y recorridos de estas particulares jotas se han convertido hoy en un reclamo turístico y ya no cantan los mozos en busca de pareja, aunque comiencen en la puerta de la iglesia, en homenaje a la Virgen, y terminen en las calles bajo los balcones de las mozas casaderas. Ahora, hasta se prepara un escenario en la plaza para que canten y se luzcan los participantes, ataviados con trajes típicos. También han cambiado las obligaciones de “los mayos”; los mozos emparejados por el canto, la noche del 30 de abril, debían permanecer unidos hasta la noche de San Juan, cuando el hombre engalanaba con ramas el balcón de la moza elegida por suerte; así mostraban a ojos de todos, la unión que el azar les dejó.

Localización

Plaza Mayor, 1, 44100 Albarracín, Teruel