{{title}}
{{buttonText}}

Semana Santa de Utrera

Utrera, Sevilla

Compartir

Más de trece cofradías procesionan en la Semana Santa de Utrera, algunas con orígenes tan antiguos que se remontan al s. XVI. Desde la mañana hasta el alba recrean el júbilo, la condena, y la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.
Comienza con alegría el Domingo de Ramos y la procesión de La Borriquita; los cofrades llevan palmas, mientras aclaman la entrada de Cristo en este paso. Será el único día en que no haya velones ni cera derramada; ésta se contará por kilos, en su gotear continuo por las plazas y calles al paso de los misterios de la pasión y muerte del Nazareno. Como si el dolor de las Hermandades y del público asistente cristalizara en la densidad viscosa de la cera que se vierte. Cada cofrade o penitente porta en sus manos un cirio ardiente, que sangra sobre las piedras, mientras pasa El Cristo del Perdón, la Virgen de la Amargura, el Misterio de la Sagrada Lanzada, el Cristo de los Afligidos o el Cristo negro de Santiago, donde impera el silencio. Ha muerto el Salvador.
Un muro denso de dolor y silencio encierra la noche, solidificada en las estatuas inertes que portan las cofradías. Ellas son el escenario y las protagonistas de todo cuanto sucede. El resto sólo es muerte; estamos atrapados. ¡Menos mal que el canto rompe el cerco y nos serena, diluyendo el espejismo! Una voz humana llorando el dolor. Sanando al dolor se abre el lamento de las saetas por una esquina, por otra, desde un balcón... Nuestra voz se prende a la saeta y nosotros respiramos con ella, sanando en Semana Santa. 

Contacto

Localización

Plaza de Gibaxa, 1, 41710 Utrera, Sevilla