Agolada

Agolada, pendellos y la catedral rural de Galicia

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Puede decirse que Agolada nació con la feria y para eso se construyeron Os Pendellos en el siglo XVIII, lugar emblemático de Galicia, declarado conjunto Histórico-Artístico en 1985. Se trata de construcciones en piedra, formando cobertizos y cabañas de cómodo uso para el día de feria. El espacio, que en parte conserva el suelo empedrado histórico, se ordena con calles estrechas con grandes mostradores y bancos corridos para venta e intercambio de productos. En agosto, alberga tres días de fiesta con feria de artesanía, mercado medieval y Festival de Bandas de Música.

Situado al noreste de Pontevedra, limítrofe con A Coruña y Lugo, Agolada está atravesado por el río Ulla y su afluente el Arnego. Destaca el área recreativa con playa fluvial en el embalse de Portodemouros en Brocos y los torrentes de Mácara. Y el Ponte dos Cabalos, del año 970. Por otra parte, se puede disfrutar de los sobreirais do Arnego, una zona forestal de más de mil hectáreas en el valle del río Arnego, en el que abundan los alcornoques centenarios, con hasta 25 metros de altura.

En cuanto al patrimonio arquitectónico, pazo de Borraxeiros y su iglesia de San Cristovo, que en su presbiterio conserva el sepulcro y la estatua orante de Antonio Salgado, primer conde de Borraxeiros, del siglo XIII. Para visitar el tesouro de Agolada, conjunto de joyas formado por una gargantilla y dos brazaletes de oro encontrados en 1920 cerca del castro de Goiás, hay que entrar el Museo Provincial de Pontevedra.

Contacto

Localización