Alforque

Alforque

Información turística: 976178333

Web información turística

El patrimonio hidráulico es uno de los tesoros de Alforque, un pequeño pueblo ubicado a orillas del Ebro donde el agua siempre ha desempeñado un papel esencial. Antes de que se construyera la carretera, para llegar al lugar era necesario hacerlo en barca. De aquello hace cuatro décadas. En el antiguo embarcadero hoy se ubica un mirador, idóneo para contemplar los meandros encajados del río. Este paisaje insólito, de contraste entre islotes, huertas y la aridez de la estepa, es un paraíso para los pescadores y para los amantes de la naturaleza. El visitante también encontrará junto al cauce un antiguo molino harinero, al lado de un azud y una noria, junto con pequeñas balsas (conocidas como zafaraches), que se empleaban en la pesca y distribución de anguilas. De entre las referencias arquitectónicas de Alforque destacan la Iglesia de San Pedro Apóstol (siglo XVI), de estilo gótico tardío con torre mudéjar, y el fortín militar de la guerra carlista que domina el pueblo desde el borde de un acantilado. De la época romana se conserva el estribo de un puente que formaba parte de la Vía Augusta.

Un incendio destruyó hace 40 años la barca que llegaba hasta Alforque. Hoy el pueblo ha recuperado una réplica de aquella barcaza que unía el pueblo, a menudo aislado por las crecidas del río Ebro, con el resto de la civilización.