Almuñécar

Almuñécar

Información turística: 958631125

http://www.turismoalmunecar.es/

Visitar Almuñécar es poner rumbo a la capital turística de la Costa Tropical granadina, que disfruta de un microclima único en España. En invierno, por ejemplo, las temperaturas rara vez descienden por debajo de los 10ºC o 12ºC. En verano, la media es de 25ºC aproximadamente, sobrepasando durante el mediodía los 30ºC. Es decir, un clima muy benigno sea cual sea la estación del año. Históricamente, fenicios, romanos, árabes y cristianos han pasado dejado su legado en esta localidad, enclavada entre mar y montaña. El gentilicio con el que se les denomina a sus habitantes, sexitanos, deriva de "Sex", nombre con el que el pueblo fenicio denominó a este asentamiento; el acueducto, que hoy en día es utilizado para regar sus campos, fue obra de la civilización romana, y varios de sus platos típicos son legados directos de los árabes, como la suculenta 'cazuela mohína'. El castillo de San Miguel sintetiza la fascinante amalgama de culturas de Almuñécar. De origen fenicio, sirvió a romanos y árabes (aún conserva parte de su característica muralla) hasta que fue entregado a los Reyes Católicos en 1489. Una visita al corazón de la ciudad debería partir del Paseo Marítimo para llevarnos a la plaza de la Constitución, Ayuntamiento e Iglesia de la Encarnación, sin olvidar el palacete de Najarra, de estilo neo-árabe (siglo XIX) inspirado en la tradición de casa-jardín árabe. La Cueva de Siete Palacios, sustentada bajo un conjunto de bóvedas, es un maravilloso legado romano. Allí se construyó un templo en honor a Minerva en cuyo sótano se encuentra la actual sede del Museo Arqueológico.

Almuñécar conserva todavía los restos de la Fábrica Romana de Salazones, del siglo V a.c. En esta fábrica se elaboraba el delicioso garuó, una especie de paté realizado con vísceras de pescado que se exportaba a todo el Imperio.