{{title}}

{{title}}
{{buttonText}}

As Somozas

Una leyenda de despiadados musulmanes y un libertador francés

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Desde el siglo XVIII despunta sobre el paisaje de As Somozas el alto campanario barroco de Santiago de Seré, coronado por una cúpula octogonal rematada con pináculo. Sus tres naves tienen cubrición de madera. Del mismo estilo son los templos de Recemel y Seixas. En la capilla de San Roque destacan los tres arcos apuntados de su fachada y la enorme hornacina que alberga la figura pétrea del santo. Al gótico pertenece la sencilla iglesia de San Pedro, en la parroquia de As Enchousas, en cuyo retablo de características neoclásicas se aprecia una policromía semejante al mármol. Cerca queda la Casa Grande de As Enchousas, un edificio vinculado a una leyenda sobre mujeres encerradas, con pináculos que sobresalen por encima de sus oscuros muros de mampostería.

Otra construcción singular es la Aurora de As Somozas, de principios del siglo XX, sufragada por los emigrados a Cuba para funcionar como escuela hasta los años de la Guerra Civil. Apenas se mantienen unos restos del machuco de A Igrexa, un artilugio de grandes dimensiones movido por la fuerza del agua que usaban antiguamente los herreros. Este fue el municipio de Galicia que más instalaciones de este tipo concentró en el pasado. El lugar más concurrido para el esparcimiento es el área recreativa de A Queiroga, a orillas del río Mera, donde es habitual la pesca de la preciada trucha. A poca distancia encontraremos un molino restaurado que se usó para la molienda de cereales.

Contacto

Localización