Las tierras de La Valdavia, al norte de la capital y al este de Saldaña, toman su nombre del río que las cruza. Su origen hay que buscarlo en el mayorazgo de las 10 villas fundado por don Juan González de Quijano, entre las que se encuentra Ayuela, y que tenía su sede en Renedo de Valdavia.

En Ayuela hay que admirar la iglesia de San Esteban, un templo construido en mampostería, ladrillo y canto rodado. En su interior alberga dos retablos del siglo XVI y otro del XVII, con la imagen del patrón del pueblo. Se conserva el viejo lavadero junto al río y la ermita de San Juan.

La miel de Ayuela es de gran calidad. En la zona norte de La Valdavia se conserva el mayor número de colmenas o colmenares, casetas de adobe donde las abejas fabrican miel y cera entre brezos y tomillos. Los vecinos de Ayuela han heredado el oficio y en la zona se elaboran cada año cerca de 1.000 kilos de miel de brezo de forma tradicional y artesana. Ayuela celebra sus fiestas de San Esteban el 3 y 4 de agosto, con fiestas y verbenas y la hoguera de enebros por la noche.

 

La ermita de Nuestra Señora Rabanillo está enclavada en el valle del mismo nombre y tres de sus pueblos (Tabanera, Valderrábano y Ayuela) son los más devotos, tanto que para evitar disputas entre ellos, en 1915 el obispo de León tuvo que regular su culto y declararla patrona de los tres pueblos.

Planes en Ayuela

Ver todos