Barrio de Muñó

Huellas de la justicia medieval

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Al sureste de la capital, este municipio burgalés preserva su rollo medieval –lugar de ajusticiamiento público y que se utilizaba para representar la categoría administrativa del territorio y marcar su límite geográfico–, así como la iglesia de San Pedro Advíncula –cuyas fiestas se celebran cada 1 de agosto– y la picota –columna, generalmente de piedra, sobre la que se exponían a los reos y las cabezas o cuerpos de los ajusticiados y que en esta villa se sitúa sobre cinco gradas circulares y alcanza los cuatro metros de altura–.

Es muy recomendable descubrir el sendero Mirador del Arlanzón, una ruta circular de 10,6 kilómetros que puede recorrerse en dos o tres horas.

Contacto

Localización