Brunete

Entre búnkers y encinares

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En julio de 1937 Brunete protagonizó una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil española. Más de 40.000 muertes sembraron sus campos y en la actualidad algún búnker nos recuerda la época más negra de España.

Terminada la guerra, Brunete vivió una importante reconstrucción, y hoy está lleno de rincones con encanto: la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, la plaza Mayor o el Ayuntamiento son edificios dispuestos a ser admirados por los visitantes.

También su entorno natural merece una visita. Parte del municipio pertenece al Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y cuenta con montes protegidos, principalmente de encinares. Otra zona, el Humedal del Charco Poleo, data de la época romana y ha sido restaurado hace pocos años; es refugio de aves migratorias y hogar de especies de fauna típicas de la región, principalmente anfibios.

Contacto

Localización