Casas de Juan Núñez

La cara pétrea del Valle del Júcar

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En Losa Honda se acumula el agua durante todo el año como por arte de magia. Aunque más bien por el efecto antifiltro de la piedra y la roca, que otorgan su carácter a este municipio. En los barrios de San Pedro y Azaña unas casas cueva de origen difuso dotan de misterio a la zona, pero también de humanidad. Casas de Juan Núñez se antoja ideal para iniciar una ruta por el Valle del Júcar y las impresionantes vistas de su ribera.

El pueblo cuenta con un templo parroquial de muros ambarinos. Es la iglesia de San Pedro Apóstol (s. XVIII). Sencilla, tosca, fuerte y coronada por un pequeño campanario. A dos kilómetros se ubica la ermita de San Isidro. Para otros menesteres se construían los cucos, construcciones circulares en piedra para acomodo de los muleros que hasta bien iniciado el siglo se desplazaban por la zona. Dos vestigios íberos esplendorosos han llegado en estado ruinoso. Un caballo enjaezado y el Thoracato, seguramente un jinete. La caprichosa piedra caliza no ha resistido el trascurso de los siglos.

Contacto

Localización