{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Cerezo de Río Tirón

La más bella al este de Burgos

Compartir

Autrigones y berones vivieron aquí separados por el río Tirón, que atraviesa el municipio. Los romanos llegaron más tarde, en el siglo I a.C. y tras ellos los visigodos, quienes dejaron como recordatorio de su paso unas cuevas en la cuesta a orillas del río. En 1822 se aprobó la creación de la provincia de Logroño, formada en parte por Cerezo, pero la orden fue anulada y once años después el pueblo se integró en Burgos.

De su patrimonio, algunas de sus joyas son tan sólo ruinas, como las del castillo, y otras han logrado quedarse en Cerezo después de ser expoliadas y puestas en circulación fuera de España, como la maravillosa portada románica de la iglesia Nuestra Señora de la Llana, que se encuentra en el paseo de la Isla. La iglesia de culto es la de San Nicolás de Bari, de estilo neoclásico del siglo XVIII, de grandes dimensiones.

La localidad, cuya mina de extracción de sulfato creada en el siglo XIX se convirtió en una de las más importantes del país, recibió en 1969 el Premio Provincial de Embellecimiento.

Contacto