{{title}}
{{buttonText}}

Condado de Treviño

La isla burgalesa

Compartir

La villa se fundó en 1161 por parte de Sancho VI El Sabio, Rey de Navarra, perteneciendo el Condado de Treviño a Castilla tras el triunfo del Rey Alfonso VIII en 1200. En 1366 pasó de ser un territorio de realengo a otro de señorío, ya que Enrique II de Trastámara se lo cedió a Pedro Manrique, siendo más tarde uno de sus bisnietos, Diego Gómez Manrique, Conde de Treviño, título que recibió del Rey Juan II de Castilla en 1453. En el siglo XVI los condes del municipio levantaron su palacio, el actual ayuntamiento. Aún a día de hoy se debate sobre si debiera pertenecer a Álava, ya que todo el pueblo está rodeado por la provincia vasca y muchos de sus habitantes tienen ese sentimiento.

La iglesia de San Pedro, con una bella portada de estilo gótico y torre barroca, atesora piezas muy valiosas. Posee una imagen de la Virgen Blanda del siglo XIII, un retrablo churrigueresco, del XIII, talla gótica del cristo crucificado, una pila bautismal del siglo XIII y dos cruces del siglo XVI. Pero el edificio más bello de Condado de Treviño es la ermita románica de la Purísima Concepción, con un hermoso ábside semicircular de cinco paños.

Contacto

Localización