{{title}}
{{buttonText}}

Dílar

Las olimpiadas de Dílar

Compartir

Este bello municipio, que se encuentra a los pies de Sierra Nevada, podría ser considerado como uno de los mejores centros de entrenamiento para los futuros deportistas olímpicos de nuestro país. Ya que en él podremos practicar desde eslalon en sus pistas de esquí, recorrer sus casi 26 kilómetros de extensión como si una dura competición de triatlón se tratase, sin olvidarnos de intentar domar en kayak a su propio río.

Pero, Dílar, además de ser un lugar excepcional para los amantes del deporte, también nos enamorará por la cantidad de curiosidades que se narran en sus calles. Este bello pueblo, donde un dolmen fue el primer símbolo de vida, en el siglo XV se convirtió en un campo de batalla, donde moros y cristianos dejaron su esencia en lugares emblemáticos como el castillo de origen morisco, que se encuentra en el centro de la villa, o el gran número de ermitas que, en homenaje a la Virgen de Nuestra Señora de las Nieves, se fueron construyendo a los largo del siglo XVIII, cuatro templos que, a día de hoy, trazan el camino que los feligreses hacen en romería para celebrar la festividad de su patrona, durante el mes de agosto.