El Catllar

A la sombra de la gran fortaleza medieval

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Dos contundentes torres cuadradas vigilan el pueblo de El Catllar. Son las torres de la antigua fortaleza que en el siglo XI se erigió en una colina, en un estratégico enclave sobre el río Gaià. Las torres forman parte de uno de los castillos de frontera –hay una ruta que los visita– encargados de custodiar el mundo cristiano de las incursiones sarracenas. Diez siglos después, aquellas piedras han sido restauradas y albergan el Centro de Interpretación de los Castillos del Baix Gaià, de los que el de El Catllar es el mejor ejemplo. Se organizan visitas por sus muros y dependencias y también a un antiguo nevero o pozo de hielo ubicado en la zona norte de la fortificación, uno de los pocos que existen tan cerca del mar y a solo 11 metros de altitud. El pueblo de El Catllar nació a resguardo de su fortaleza y conserva varias casas particulares interesantes y una curiosidad: un monolito de 12 metros de altura datado en el siglo XIV que formaba parte del sistema hidráulico de la población para controlar la presión de las conducciones de agua. Los habitantes llaman L’Agulla a este monolito.

Contacto

Localización