El Pedroso de la Armuña

El ferrocarril como símbolo de identidad

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Nacido a la vera de la calzada entre Salamanca y Medina del Campo, el denominado Cordel de Merinas, El Pedroso de la Armuña debe su existencia a esta ruta y en la memoria de sus habitantes quedan las posadas que durante siglos proporcionaron sustento y descanso a los que recorrían ese camino. Esa posición estratégica también fue fundamental cuando llegó el ferrocarril a la Península. La línea Salamanca-Valladolid mantiene parada en El Pedroso y un museo da cuenta de la histórica unión que ha existido entre el municipio y el ferrocarril.

Desde la torre campanario de la iglesia parroquial de San Pedro se obtienen impresionantes vistas de La Armuña, comarca salmantina a la que, sin embargo, El Pedroso no pertenece, ya que está adscrito a la de Peñaranda de Bracamonte.

Contacto

Localización