{{title}}
{{buttonText}}

Gójar

Bucólico capricho

Compartir

Un rincón de lo más campestre, a tan sólo 8 km de Granada. Su casco urbano destila tranquilidad entre las típicas casas blancas andaluzas de escasa altura y grandes ventanas rectangulares con marcos de madera en forma de cuadrados. Los dos edificios religiosos principales del pueblo son como dos hermanos de piel albina tanto por fuera como por dentro. Sus tejados son rizados cabellos de teja. El mayor de estos hermanos es la iglesia parroquial de la Santísima Virgen de la Paz del siglo XVI, considerado el monumento más importante de la localidad. El menor es la  ermita de las Tres Cruces del siglo XVII. Se trata de un recinto pequeño, similar a una casita con tejado a dos aguas. Su nombre se debe a que en el exterior e interior tiene sendos tríos de llamativos crucifijos.  
De paseo por las anchas calles de Gójar se contemplan abundantes zonas verdes, banquitos tradicionales de hierro forjado y bonitas farolas decimonónicas. Tomando de entre dichas calles el Camino de la Fábrica, terminamos en la elegante Casa Grande; palacete construido en el siglo XVI y perteneciente a la icónica familia local de los Villanova, parientes de Napoleón Bonaparte. Bajo el altar de su pequeña capilla interior, se halla un mausoleo en el que están los restos de varios descendientes del emperador galo. Otras interesantes casas blasonadas son la de la Tercia, del siglo XVI; la de la Moera, del siglo XVIII, y la Casa Cuartel, también dieciochesca. De nuevo en el exterior, es fácil advertir que las urbanizaciones más modernas están dispuestas en círculo entorno a una plaza en la que destaca majestuosamente una fuente que combina las rocas con el agua azul añil: es la plaza de la Constitución. Como telón de fondo al pueblo, brillan los escarpados montes del Parque Natural de Sierra Nevada, haciendo las veces de quimono que entreteje gruesos hilos de seda blanca, marrón y verde para vestir a una delicada geisha. Este privilegio paisajístico hace que los aficionados al senderismo y a las excursiones estén de suerte ya que hay multitud de rutas y rincones mágicos esperándoles entre unas montañas llenas de pinares y caminos "de bandoleros". En suma, el pueblo perfecto para adentrarse en la Andalucía más rural.

Contacto