Huéscar

Patrimonio religioso, piscina natural y un bosque de secuoyas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

De la reconstruida Torre del Homenaje (sede de la Oficina de Turismo) al Museo del ilustrador José de Huéscar, en el antiguo pósito, distan 16 metros de calle y 600 años de la historia de Huéscar, a orillas del río Barbatas y al amparo de la Sierra de la Encantada, provincia de Granada, con un pasado ligado a Navarra y Aragón, pues de allí llegaron los repobladores tras la expulsión de los moriscos.

La villa combina vanguardia arquitectónica con rincones cargados de siglos, como la calle de las Tiendas, en la judería, mediante la que se accede a la Plaza Mayor, con la casa modernista de Rodríguez Penalva, y la muy emblemática Colegiata de Santa María, renacentista del siglo XVI. Jalonan el paseo casas señoriales blasonadas y antiguos conventos reconvertidos en teatro (el Oscense) o en el Centro de Interpretación del Cordero Segureño (Denominación de Origen del cordero de la zona). A dos kilómetros se encuentra Fuencaliente, una de las seis mejores piscinas naturales de Andalucía. En la Finca La Losa se pueden visitar 30 secuoyas traídas hace 170 años desde California.

Contacto

Localización