{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Huétor Vega

Tradición vitivinícola entre la nieve y la vega

Compartir

Huétor Vega es el inicio del antiguo Camino de los Neveros, que durante siglos recorrieron los arrieros en verano para cargar el hielo de los ventisqueros de Sierra Nevada con destino a Granada capital; hoy es una ruta corta, de ocho kilómetros, y otra completa, de 23, que se puede hacer andando o en bici. Este pueblo situado entre el valle del río Monachil y la llanura de la depresión granadina, en la “frontera entre la nieve y la Vega” según acuñación popular, con su iglesia de estilo mudéjar, del siglo XVI, también surtía de vinos a la ciudad de la Alhambra, sobre todo desde la implantación del tranvía. Desde hace 25 años celebra una feria de caldos tradicionales, que combinan muy bien con las habas con jamón y las alcachofas, dos platos muy característicos de la zona. Y tiene un Centro del Vino y el Flamenco (el Centro Temático Huerta Cercada) que a final de cada mes organiza una velada en la que marida diferentes vinos con palos flamencos.

Contacto