{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Oliva

Paraíso entre dunas

Compartir

Perderse entre dunas blanquísimas de fina arena del Parque Natural del Corralejo, que parecen no acabar nunca pero que terminan desembocando en playas interminables; navegar hasta un islote, el de Lobos, declarado también Parque Natural, o recorrer el término municipal empapándose de la cultura popular o el arte más vanguardista sin perder de vista nunca una arquitectura civil que no deja lugar a dudas del poderío económico del que disfrutó la villa.

La Oliva, al norte de Fuertenventura, presume de tener en su término municipal las que, según dicen, son las mejores playas del mundo gracias a una combinación perfecta entre arena, aguas cristalinas y una temperatura ideal. Un lugar donde la esencia marinera aún se mantiene viva en el pueblo de Corralejo, donde la tradición pesquera ha dado paso al turismo pero conservando unas raíces únicas que se notan, sobre todo, en la mesa. Si lo que se quiere es ‘perderse’ caminando por La Oliva, se pueden descubrir las hermosas casas Manrique de Lara, del Inglés o de los Coroneles con una preciosa fachada y dos torreones que parecen salvaguardarla, al igual que el castillo del Tostón, vigía de ataques externos del siglo XVIII. Déjese seducir por las elegantes líneas de la iglesia de la Candelaría y recorra los pueblos colindantes a través de sus ermitas. Un lujo.

Contacto