Mendaro

Mendaro

Información turística: 943033282

Web información turística

El río Deba dibuja una "V" a cuyos vértices se asoman las casas del pequeño pueblo de Mendaro, encajonado entre las sierras de Izarraitz y Arno. La vista nos traslada a una de aquellas postales que veíamos en casa de la abuela. Emulando a un spot televisivo podríamos decir “no me enseñes postales, ven a vivirlas”. Hagámoslo. Comencemos a vivir una experiencia visual que nos llevará por el majestuoso macizo de Arno y sus vastos encinares, por los riachuelos que salen y se esconden hasta desembocar en el río Deba, por simas y cuevas, consideradas como paraíso para la espeleología. Pero no solo nos dejaremos seducir por la Naturaleza, Mendaro cuenta con un importante patrimonio arquitectónico. Es uno de los pocos pueblos del País Vasco que desde el siglo XV tiene dos parroquias, una a cada lado del río Deba en los dos barrios que delimitan el municipio. En el barrio de Azpilgoeta está Nuestra Señora de la Asunción (1446); y en el de Garagarza, Nuestra Señora de la Concepción (1452), ambas catalogadas como monumento histórico-artístico de Gipuzkoa. En Azpilgoeta también se encuentra, frente a la ermita medieval de Santa Ana, otro vestigio de esta época, la casa torre de Ospaz. No pase de largo sin hacer un alto en la ermita más antigua de Mendaro y del valle, la de la Santísima Trinidad, del año 1105; y si es goloso no salga de la villasin visitar su famosa fábrica de chocolate.
Mendaro, en la etimología vasca "valle entre montes", es el municipio más joven de Guipúzcoa, se constituyó como tal en 1983 aunque las referencias al “valle de Mendaro” se remontan a 1335. 
 

Mendaro es famosa por sus chocolates artesanos y también por sus bizcochos. De estos últimos se cuenta que la reina Isabel II solía exclamar, tras interminables sesiones con alcaldes de toda la geografía española, "¡ay! alcalde de Mendaro, el más simpático de los alcaldes". ¿Por qué decía esto la reina? Porque cuando pasó por este pueblo, el entonces alcalde se acercó con un plato de bizcochos a saludarla y al ofrecerlos solo dijo: "Señora, Mendaro no tiene más".

Planes en Mendaro

Ver todos