Mondariz-Balneario

Mondariz-Balneario

Información turística: 986656136

Web información turística

Nació como municipio en 1924, convirtiéndose en el ayuntamiento más pequeño de España, con sus 2,4 kilómetros cuadrados de superficie. Pese a sus dimensiones, alberga lugares emblemáticos para Galicia y edificios señoriales que hablan con cada piedra de la importancia económica y social del complejo termal que creció en torno a dos manantiales, el de Troncoso y el de A Gándara. La fuente de Troncoso fue descubierta por el sacerdote local Domingo Blanco en 1862 y la de A Gándara, recuperada del total olvido 10 años después por el médico Enrique Peinador, el hombre que hizo realidad el sueño del gran “establecimiento de aguas minerales acídulo alcalinas carbónico-ferruginosas”.

Vertebrado por el río Tea, principal afluente en el final del viaje del Miño hacia el Atlántico, presenta uno de los tramos fluviales mejor conservados, protegido por la Red Natura 2000. Con un paseo a lo largo del Tea se puede ir conociendo el Mondariz Balneario más esencial, desde la fuente de Troncoso hasta el Gran Hotel. En la plaza de Fundadores, la villa iguala la grandiosidad histórica de los mejores centros termales europeos, con los cuatro edificios que han dado sentido al segundo nombre de este ayuntamiento en su emancipación de Mondariz.

El Gran Hotel (año 1898), paradigma del lujo y la pompa para la Galicia decimonónica, lo proyectó el arquitecto Jenaro de la Fuente, vallisoletano afincado en Vigo que también aportó algunas de sus mejores edificaciones a esta ciudad pontevedresa. Antonio Palacios, por su parte, firmó los otros tres inmuebles del conjunto: el Edificio Baranda (antiguo teatro), el Sanatorio y la Fuente de A Gándara con la antigua planta embotelladora (1908), hoy reconvertida en Palacio del Agua. Los dos primeros, unidos de forma subterránea por debajo de la avenida que los separa, fueron los primeros en restaurarse para conformar el Hotel Balneario contemporáneo.

Planes en Mondariz-Balneario

Ver todos