{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Navaridas

Los herederos del Alto de Castejón

Compartir

De la fusión de Navaridas de Yuso y Navaridas de Suso nace esta localidad de estrechas y empinadas calles que ascienden hasta la Iglesia de la Inmaculada, desde la que se obtiene una buena vista de la zona y también del Alto de Castejón, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la comarca, de 16,7 hectáreas sobre un cerro a las afueras del pueblo. Este enclave albergó un poblado durante la Edad de Hierro y una explotación agrícola-ganadera ya en época romana. El yacimiento, de alto interés patrimonial, confirma que sus primeros habitantes se dedicaron a la agricultura (se ha encontrado una hoz de cuerno de ciervo y restos de semillas de trigo y avena) y a la ganadería (domesticaron ovejas, cabras, cerdos o asnos). Además, se ha descubierto un depósito y medios para el abastecimiento de agua. Un centro de interpretación ubicado en el pueblo ofrece toda la información sobre esta excavación.