Pepino

Pepino

Información turística: 925709411

Web información turística

A solo 8 kilómetros de Talavera de la Reina, este pueblo empezó a poblarse hacia el siglo XIV y nació como Aldea Nueva de Talavera. Corriendo el tiempo, cambió su nombre y adoptó el de uno de los labradores que vivían en el lugar: Alonso Pepino.

Más allá de la curiosidad, y sin entrar en profundidades históricas, la localidad recibe al visitante con una gran fuente circular y un mosaico de cerámica, “Bienvenidos a Pepino”, en una zona de urbanizaciones nuevas que sirven de prólogo moderno al casco histórico, cuyas calles se aprietan según se interna uno en la zona más antigua del pueblo. Las casas tradicionales, de piedra o con las fachadas revocadas en blanco, se alternan con construcciones más actuales de ladrillo visto.

En cuanto al exiguo patrimonio, los tres monumentos de referencia son una escultura dedicada a un torero local, la iglesia de la Inmaculada Concepción, de estilo popular, pequeña y de una sola nave, situada en un extremo del pueblo (junto al cementerio), y la ermita del Cristo de Medinaceli.

La riqueza natural está representada por entorno de monte bajo perfecto para el excursionismo. A menos de cuatro kilómetros, por ejemplo, está el embalse de la Portiña.

Historia y naturaleza se mezclan a las afueras de Pepino, donde aún resiste el tiempo la encina de doña Germana, árbol viejo y con el tronco hueco que amenaza partirse en dos. Debe su nombre a doña Germana de Foix, que vivió algún tiempo en Pepino y que se casó con Fernando de Aragón cuando el Rey Católico enviudó de Isabel I de Castilla.

Planes en Pepino

Ver todos