{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Ponte Caldelas

El Verdugo, arte rupestre en Tourón y una batalla contra Napoleón

Compartir

De un antiguo puente sobre el río Verdugo y de sus aguas termales recibe su topónimo. Pegado a Pontevedra por el interior y atravesado por el Verdugo, con la playa fluvial de la Calzada (250 metros de largo), los Pasos de A Fraga y, a la salida del casco urbano, el antiguo balneario. Una ruta circular de 8,3 kilómetros ensalza sus recursos naturales y paisajísticos. Hay que remontar el río desde la central hidroeléctrica para llegar hasta las cataratas de A Roca. Desde 1967 se celebra la Festa da troita el último domingo de mayo, con su concurso internacional de Pesca.

Además de la del río Verdugo, varias rutas de senderismo: ruta de los Arrieiros, Almiñas e Foxo do Lobo o el sendero de los tres montes.

El área arqueológica de Tourón, con su centro interpretativo, atesora uno de los complejos de arte rupestre al aire libre más singulares de Galicia. Ocupa una superficie de 150.000 metros cuadrados. Destaca por sus petroglifos y la originalidad de las figuras representadas, con un circuito con miradores incluidos que permite visitar varias estaciones con grabados: Outeiro da Forcadela, Laxe das Cruces y la gran escena de caza en Nabal de Martiño.

El patrimonio eclesiástico está representado por la iglesia de Santa Eulalia, erigida sobre los restos de otra más antigua, y cerca de ella la subida al mirador con un pintoresco monumento al Sagrado Corazón, con gárgolas y una escultura de tamaño casi natural de Cristo.

Contacto