Al borde de La Argamasilla y de La Inesperada, una de las lagunas saladas volcánicas más llamativas de Ciudad Real, Pozuelo de Calatrava es un pequeño municipio conocido por sus aguas medicinales procedentes de ambas lagunas pero también por su arte.

La iglesia de San Juan Bautista, siglo XVII y declarada Bien de Interés Cultural, sobresale porque es una de las pocas que conserva sus tres retablos originales del siglo XVIII; el más importante el del Altar Mayor. En el santuario de Nuestra Señora de los Santos, levantado sobre una antigua fortaleza árabe, también hay un bonito retablo churrigueresco.

Un paseo por el pueblo deja un buen rastro de edificios tradicionales muy fotografiables como las norias, casas de labor o las quinterías.

Localización