{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Salinillas de Bureba

Un santuario milagroso

Compartir

Salinillas de Bureba está situada al sureste burgalés, en la comarca de La Bureba y se compone de las localidades de Buezo y Revillalcón, lo que permite al visitante adentrarse en senderos como la Ruta de La Bureba y de La Bureba Central. Su casco viejo tiene poco más que dos calles en paralelo en distintos niveles, con casas típicas de la arquitectura burgalesa que permiten a sus escasos vecinos disfrutar de una amplia panorámica.

En la zona alta se encuentra la iglesia de Santa Eugenia, con una significativa portada romana, austera y en bajorrelieve. Sobre la portada, una cabeza de cordero. A 3,9 km, en Buezo, es interesante conocer el santuario de Santa Casilda, renacentista del siglo XVI con una estatua yacente de la Santa de Gil de Siloé, santa de las flores y abogada de la fecundidad, considerándose este santuario un lugar de peregrinaje famoso por sus curaciones. Dentro, en una pequeña sala, se encuentra el Museo de exvotos de Santa Casilda. Al subir hay que fijarse en los denominados pozo blanco y pozo negro, que durante siglos los habitantes de la zona han creído medicinales.