{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Sant Cugat del Vallès

Discreto encanto modernista alrededor del monasterio

Compartir

A la sombra del monasterio y de la sierra de Collserola, Sant Cugat es cómoda, elegante, moderna, sofisticada pero sin destacar demasiado, discreta pero con ego. El dinero buscó su veraneo en esta ciudad cuando ésta todavía era un pueblo alrededor de un abad. Las mansiones modernistas fueron el embrión de las urbanizaciones contemporáneas, que salpican el paisaje verde de los alrededores. Después de pasear por el bellísimo claustro del monasterio de Sant Cugat, el panorama se centra en lo contemporáneo: los tapices vanguardistas en Casa Aymat, cerámica y fotografía en Cal-Gerrer… El modernismo lleva al Celler de la cooperativa obrera y a los nombres de las familias que dieron lustre a Sant Cugat, cuyos hogares se alinean por avenidas tranquilas y arboladas.
Afuera, el espacio para los parques tecnológicos y empresariales devuelve la apariencia de ciudad a Sant Cugat.

Contacto

Localización