Santibáñez de Ecla

Las filigranas de San Andrés de Arroyo

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Hay que poner rumbo al norte de Palencia para llegar al valle de la comarca de la Ojeda y encontrar uno de los grandes monumentos románicos de Palencia y de España. Santibáñez de Ecla se conoce sobre todo por albergar el fabuloso monasterio de San Andrés de Arroyo. Pero antes de conocerlo, hay que darse una vuelta por el pueblo y así ver su rollo de justicia, que fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1960, una cruz sobre un fuste y con cuatro brazos proporcionados, y la iglesia parroquial de San Juan, uno de los últimos santuarios románicos construidos en Castilla, levantado en 1319. 

Hay que encaminarse después al monasterio cisterciense de San Andrés de Arroyo, fundado por Alfonso VIII en 1181, aunque la iglesia monástica se había finalizado en 1122. Se utilizó piedra caliza, blanda y fácil de definir y con la propiedad de volverse dura y resistente con el paso del tiempo. Por eso ha llegado en perfecto estado a nuestros días los finos calados de los capiteles del claustro que junto a la sala capitular y la iglesia, son ejemplos perfectos del progótico. En el claustro hay que buscar la columna de la parte sureste, primorosamente calada, y colocarse donde indica la hermana que realiza la visita guiada.

Contacto

Localización