Santo Domingo de la Calzada

Santo Domingo de la Calzada

Información turística: 941341238

Web información turística

Santo Domingo de la Calzada es fruto de la tenacidad e iniciativa de un solo hombre, Domingo García, religioso del reino de Castilla. Todo comenzó con la construcción de un puente para que los peregrinos del Camino de Santiago pudieran salvar el río Oja a su paso por La Rioja. Después, llegaría una iglesia, un hospital y un albergue. Muchos siglos después, todo Santo Domingo de la Calzada respira y siente al Camino de Santiago.

El casco histórico del pueblo ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico. Su catedral nos habla de la importancia que tuvo en tiempos pasados, con su hermosa y esbelta torre barroca alzándose por encima de todos los edificios. El templo alberga en su interior el sepulcro de Santo Domingo y un bellísimo claustro. El pasado también se atestigua en su recinto amurallado, el mayor que se conserva en La Rioja. En el siglo XIV, adosado a él, se construyó el Ayuntamiento. Muy cerca se encuentra la Casa de Trastámara, uno de los pocos edificios góticos de La Rioja, donde vivió y murió Enrique II de Castilla. Hoy, sus muros, declarados Bien de Interés Cultural, acogen la Oficina de Turismo de la localidad.

Otros muros que hablan son los de la Casa de las Antiguas Carnicerías que informan al visitante, a través de inscripciones, de diversos acontecimientos históricos. Recorriendo el casco urbans por sus calles y admirando sus nobles casas conoceremos mucho más de la ciudad. El entorno de la Plaza Mayor revela el crecimiento urbanístico de épocas más cercanas. Son muy conocidas sus Fiestas del Santo y los “ahorcaditos” son los dulces típicos del municipio. En su término municipal encontraremos, además, el centro de educación ambiental Rioja Natura.

En el siglo XIV, un joven peregrino alemán de 18 años se hospedada con sus padres en un mesón. Allí, una muchacha joven se enamora de él, pero el joven no la corresponde. Despechada, la chica lo acusa de robar una copa de plata. Tras ser ajusticiado en la horca, los padres se acercan al cuerpo y su hijo les dice que está vivo por la gracia del Santo. Al comunicar la feliz noticia, el corregido se burla y dice: “Vuestro hijo está tan vivo como este gallo y esta gallina que me disponía a comer antes de que me importunarais”. Y en ese momento, las aves saltan del plato y se ponen a cantar y cacarear alegremente.

Planes Cercanos

Planes en Santo Domingo de la Calzada

Ver todos