Sotillo

Una joya románica entre campos de girasoles

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La pequeña localidad de Sotillo, con solo 30 habitantes, está rodeada de campos de girasoles. Guarda una pequeña joya de la arquitectura románica segoviana a las afueras de la aldea, a pocos metros del soto del río Duratón: la bella iglesia de la Natividad de la Virgen. El templo, uno de los monumentos más relevantes del románico rural, cuenta con un notable ábside construido con piedra de sillería que aún conserva su estructura original. Tiene numerosos motivos medievales en las metopas de su cornisa, con representaciones mitológicas y humanas. La torre adosada está formada por dos cuerpos y sencillos ventanales para las campanas. 

Las tierras de Sotillo se encuentran bañadas por el arroyo del Álamo, afluente del río Duratón. El pueblo ofrece varias rutas rurales para explorar que transcurren entre campos de secano y riberas.

Contacto

Localización