{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Torrepadre

Vino y cordero

Compartir

A esta villa de la comarca del Arlanza se llega desde Lerma (está a unos 20 kilómetros) y sus encantos cautivaron ya al escritor Miguel Delibes que acudía de cacería por la zona y lo nombra en su obra Castilla habla como un “burgo chico, que mezcla adobe, piedra y ladrillo en su caserío”. En sus casas ya quedan pocas fachadas de adobe y se muestran muy cuidadas con flores que adornan las entradas.

En la plaza se encuentra su iglesia mudéjar de Santa María de Retortillo y en la pedanía de Retortillo se alza la ermita de Santa María de Retortillo, en la orilla izquierda del Arlanza, que está declarada BIC, rodeada de un paisaje en calma.

Torrepadre es una villa muy conocida por su cocina, con productos derivados de la matanza del cerdo, como la morcilla y el chorizo, pero sobre todo por sus fiestas de la Reivindicación del Cordero Lechal de Burgos, donde se pueden degustar los corderos preparados por los participantes del concurso maridados con los vinos de DO Arlanza.

Contacto