Trazo

Romerías multitudinarias y vetustas fábricas de luz

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El patrimonio religioso de este concello es profuso. Al siglo XII se remonta la Iglesia de San Xoán, en la parroquia de Campo, cuyos orígenes románicos se distinguen en la ventana del ábside. O en los canecillos que se mantienen a lo largo de todo el alero del tejado. En el interior destacan los dos arcos que, apoyados sobre columnas de capiteles corintios, separan la nave del presbiterio. Este elemento se repite en Santa María de Chaián y San Pedro de Benza, ambos templos también del siglo XII, aunque en este último el arco es único y apuntado.

En la parroquia de Restande sorprende la singularidad arquitectónica de la Iglesia de Santa María, con una fachada que presenta un óculo y un frontón semicircular sobre el que se levanta una espadaña rodeada de balcón, lo cual es insólito en Galicia. Cerca se encuentra el imponente Pazo de Vilacoba, con fachada barroca del siglo XVII en la que se suceden cinco arcos de medio punto sobre los que sobresale una larga balconada de piedra apoyada en ménsulas, además del escudo de armas central.

Los desniveles por los que cae el río Chonia antes de desembocar en el Tambre hicieron que en el siglo XVIII ya se aprovechara la energía del agua mediante construcciones en sus orillas. En la parroquia de Xavestre una ruta de senderismo se acerca hasta el restaurado Batán de Neiro de Oa, donde se compactaban tejidos con mazos movidos por la fuerza del agua, pero el recorrido continúa luego por molinos dedicados a la molienda de cereal. También se aprecian en este paraje antiguas minicentrales eléctricas, aunque algunas seguían en funcionamiento incluso en los años setenta. Más sosegado discurre el Tambre por la parroquia de Chaián, siendo éste un territorio idóneo para el ocio con baños en la playa fluvial, pesca deportiva de truchas y meriendas bajo el espeso robledal…

Reportajes recomendados Ver todos

Contacto

Localización