Villadiego

Tomar las Villadiego… sin prisas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

“Tomar las de Villadiego” es una expresión muy conocida que hace referencia a salir corriendo y apresurado para evitar algo negativo. Si preguntamos en el mismo pueblo, la historia tiene diversas versiones pero la más aceptada encuentra su justificación en la iglesia de San Lorenzo, donde una tablilla recuerda el privilegio real con la inscripción “iglesia de asilo”. Cuenta la leyenda que los judíos que llegaban a Villadiego entraban por esa puerta y salían por la principal con las calzas amarillas que les libraba de ser perseguidos. “Las que se tomaban”, entonces, eran las calzas.

Para investigar más de la historia del municipio, que a su vez cuenta con otras 33 localidades menores, hay que empezar por la plaza Mayor, porticada, y curiosear por los viejos comercios, como la ferretería con los cajones antiguos llenos de clavos y tuercas o la farmacia modernista. También llaman la atención la pescadería y la carnicería que aparecen en nobles edificios de sillar.

La villa fue declarada Conjunto Histórico en 1994 y el listado de monumentos y lugares de interés que no hay que perderse es amplio: la plaza Mayor, la estatua de Fray Enrique Flórez, el palacio de los Velasco, el de los Condestables de Castilla, las casas de Porras, Varona, Bustillo, Santa Cruz y Borja, el pozo, la iglesia de San Lorenzo, la de Santa María, el convento de San Miguel de los Ángeles, la ermita del Cristo, la plaza de toros y el puente medieval sobre el río Brullés.

Reportajes recomendados Ver todos

Contacto

Localización