Villanueva de las Torres

Aguas termales, desierto y melocotones

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El Balneario de Alicún de las Torres es el gran reclamo de Villanueva de las Torres, en la comarca granadina de Los Montes. El aprovechamiento terapéutico de sus aguas termales “se inicia tímidamente durante la colonización romana y se desarrolla notablemente a lo largo de la dominación musulmana”, según descripción del balneario. Con su agua se llena una piscina exterior cada verano. Y en su entorno también corre la acequia natural del Toril, creada por el paso de la pequeña corriente, y unos dólmenes megalíticos. Como contraste, el viajero puede adentrarse por la ruta del Desierto de los Coloraos, que une el pueblo con el vecino Gorafe. “Son paisajes parecidos a los del Gran Cañón del Colorado” pero a escala mucho más reducida, según explican desde el Ayuntamiento. Y una recomendación final para el viajero: es recomendable probar el melocotón de la ribera del Fardes.

Localización