{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villoruebo

Un pueblo de cuento rodeado de naturaleza

Compartir

Este pequeño y bello pueblo rodeado de naturaleza en la comarca de Alfoz de Burgos, a tan sólo 35 kilómetros de la capital, es casi de cuento. Sus escasas calles tienen casas de piedra, con portalones de madera y cenefas de cantería en ventanas, muchas cercadas por muretes y rodeadas de vegetación. En la misma entrada de Villoruebo hay una bella fuente de piedra, con dos caños, bancos y abrevadero, además del ayuntamiento. Su iglesia parroquial de la Asunción, alzada en el siglo XV,  tiene una sola nave de planta basilical y muros de piedra de sillería con cubierta abovedada. En la portada sur hay un arco de medio punto. La torre es del finales del XVIII y sus magníficas campanas son la admiración de toda la comarca por las numerosas variantes musicales que permiten. En su interior tiene un retablo renacentista.

La ermita de la Asunción, con su pequeña espadaña, es del siglo XVIII y también merece una visita. El pueblo tiene bar con terraza y en todo el entorno se pueden dar agradables paseos por los prados donde pastan las vacas.

Contacto