Archivo General de la Marina

El almirante que edificó el palacio fue Álvaro de Bazán. En la capilla del Palacio, en la que se encuentra el féretro con los restos de Bazán. En la Plaza del Pradillo, coronada por una escultura de Bazán, se encuentran el palacio y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Construido el palacio en el siglo XVI, resulta sorprendente su excelente estado de conservación. Los principales daños en el edificio los causó el terremoto de Lisboa de 1755, que provocó que el edificio perdiese las cuatro torres que lo coronaban.

Pero si hay algo verdaderamente sorprendente son los frescos, que están por todas partes. Incluso en el interior de una chimenea.

La importancia del archivo es enorme, pues en él está recogida documentación que va desde el siglo XVII hasta la Guerra Civil. De sus estanterías por ejemplo salieron documentos decisivos para lograr ganar España la batalla judicial a la empresa Odissey sobre el tesoro de la fragata Mercedes.