{{title}}
{{title}}
{{buttonText}}

Coto de San Cristóbal y Los Perules

Mazarrón (Murcia)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Tierra magnética que atrae a todo tipo de visitantes. Tierra valiente que se deja extraer en sus metales. Mazarrón le debe su nacimiento a las minas que utilizaron los romanos, cartagineses y fenicios para conseguir plata y plomo de las poderosas tierras murcianas. Se convirtió ya entonces en lugar de paso y en un valor en alza. Incluso mucho más adelante, el siglo XX intentó seguir absorbiendo su interior mediante nuevos recintos mineros sin darle tregua a este suelo mediterráneo. Sin embargo, todas estas excavaciones han dejado en Mazarrón poderosos paisajes que contrastan con la blancura y belleza de sus playas. Lugares como el Coto de Pedreras Viejas, el Coto Fortuna (con la galería del desagüe), o el Coto de San Cristóbal y Los Perules son a día de hoy, tierras abandonadas que dejan un regusto amargo en sus ríos sonrojados por el óxido pero con espectaculares paisajes, más propios de planetas como Marte. En el Coto de San Cristóbal se encuentra la Corta Roma. Una especie de 'pueblo maldito' por la tierra, que parece que se queja de sus antiguas exploraciones arrojando un millón de colores a la vista mientras aún defiende la villa en ruinas que lo rodea. El suelo se abre en una mina a cielo abierto de más de 300 metros de longitud; mina que aún conserva en sus paredes las percusiones de la extracción del mineral, como si fueran cicatrices que el tiempo le ha hecho. Bellos e inquietantes parajes que ahora se han convertido en una mina de oro para todo tipo de fotógrafos.

Localización

oto minero de Mazarrón, D-4, 30870 Mazarrón, Murcia