Mina de cobre de Santa Constanza

Jérez del Marquesado (Granada)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

"Yo no maldigo mi suerte, porque minero nací, aunque me ronde la muerte, no tengo miedo a morir, no me da envidia el dinero, porque de orgullo me llena, ser el mejor barrenero de toda Sierra Nevada". Este himno tatareaban los mineros de Santa Constanza que, cada día, se disponían a explotar esta mina de cobre construida en la época de los romanos. A dos kilómetros del casco urbano, este enclave, hoy en ruinas, sigue conservando muchos de los elementos que conformaban su patrimonio. Por eso, en nuestra visita, podremos contemplar, en primer lugar, los restos de la zona habilitada para la fundición de cobre, construida en 1860, y de la que se conservan dos chimeneas. Más adelante contemplaremos el castillete metálico del pozo maestro Josefina y su casa de máquinas. Y muy cerca de la boca de la mina nos sorprenderá el enorme lavadero de mineral y las escombreras que servían como deposito de residuos no útiles. 
 

Localización

Jérez del Marquesado