Puerto del Rivero

Limpias (Cantabria)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Una pequeña barca nos desplaza por la ría de Limpias. Los tibios rayos de sol entornan nuestros ojos y nos provocan ensoñaciones mientras discurrimos por  la orilla derecha, donde se encuentra el Puerto del Rivero. La imaginación nos lleva hasta el siglo XIV cuando este puerto, el primero interior de España, era el puerto fluvial de Castilla debido a su estratégica posición en la ruta terrestre que unía las villas de la costa oriental cantábrica con la meseta castellana. Por sus muelles llegaban grandes veleros, bergantines y lanchas. Si cerramos los ojos podemos evocar las figuras de patrones y marineros; de estibadores cargando y descargando mercancía, en especial hierro, y los  sonidos estridentes que acercaban y alejaban las embarcaciones. Por el puerto entraba el maíz que se traía de Castilla y salían las nueces, castañas, legumbres, limones y naranjas, y hasta vino, que se exportaba a América. Los pescadores espantaban las gaviotas que se arremolinaban entorno a los salmones, truchas y anguilas que se pescaban en sus aguas por las que también se bajaba la madera de los montes de Soba y Ramales para las fábricas reales de Colindres y Guarnizo. Cientos de años en los que el puerto proporcionó a Limpias un floreciente desarrollo industrial y económico, hasta que la empresa Eiffel, la del arquitecto de la torre de París, construyó un enorme puente flotante entre las vecinas Colindres y Treto, y “estranguló” su actividad portuaria. Salgamos de nuestras ensoñaciones, ya solo navegan por la ría las pequeñas embarcaciones, semejantes a la nuestra, y la tranquilidad se ha adueñado de un puerto melancólico que aún proporciona buena pesca.

Localización

Paseo de Remigo 39820 Limpias Cantabria