Catedral de Santa María de Mediavilla

Catedral de Santa María de Mediavilla

Avanzo por la calle del ayuntamiento y la mirada se detiene en la torre del fondo; inconfundible el ladrillo visto del estilo mudéjar. Es la torre del campanario de Santa María de Mediavilla, la catedral de Teruel, un templo único en el mundo que tardó algo menos de ocho siglos en reconstruirse sobre las anteriores; desde el románico primero hasta los ornamentos del barroco último.
La torre atrae pero la techumbre exterior del edificio impresiona; una se quedaría ensimismada, aunque duela el cuello, para captar todos los detalles y colorido del cimborrio de la catedral; una sucesión de torres circulares con ventanales, almenadas y adornadas con pequeños salientes y tejas de color rojizo y azulado. La vista casi no alcanza pero la curiosidad se sacia hojeando la imagen impresa en el folleto.
Dentro, el colorido prosigue; el artesonado quiere mostrarse con todo su detalle: estrellas, lunas y una sucesión de rostros y figuras pintadas recorren la madera policromada, y una grandiosa cúpula, la de la capilla de la Comunión, profusamente adornada con ventanales, ribetes, esculturas y pinturas, se derrama sobre la vista levantada, empachada de tanta vistosidad. Otra vez, el cuello se resiente. A pesar del monocolor de la madera, los detalles del Retablo Mayor cuentan los prodigios del barroco, un estilo artístico para impresionar al observador y engrandecer loa obra que muestra. Esta catedral es única por sus detalles y perspectiva; mires donde mires la mirada se extravía por querer abarcar todo.

Contacto

Plaza de la Catedral, 3 CP 44001 Teruel
978618016
Más información

Más monumentos en Teruel

Planes Cercanos