Mausoleo de los Amantes

Mausoleo de los Amantes

“Tomas mi mano y se entrelaza con la tuya, ambas suspendidas en el vacío; una y otra se sostienen y la luz proyecta en el suelo la sombra de las dos, que son una. Descansan una sobre otra y nos encuentran. Los cuerpos yacen inertes en la belleza de la roca. No desmerecen la belleza de nuestro amor. Juan de Ávalos supo entenderlo cuando talló las esculturas que coronan nuestros féretros. Debajo, reposan los restos de aquello que fueron nuestros cuerpos.
¿Por qué tuvimos que morir antes de todo, amor mío? ¿Por qué mi padre no permitió nuestra unión y me entregó a otro hombre? No es fácil ser mujer ¿Por qué tuve que verte muerto y presenciar tu entierro? Destapar el velo que cubría el rostro y la vista comprobó lo que el corazón me había dicho ya, que estabas muerto. Un órgano no puede contener tanto dolor y me estalló por dentro. Mi cuerpo se desplomó sobre las frías losas del suelo. Y ya no supe nada más. Pasó tiempo hasta que me sentí piedra, y la pesadez del brazo, y mi mano alargada sosteniendo la tuya, y buscando sentir, te sentí. Hace tiempo que los latidos de ambos se han acompasado; son uno sólo y estamos juntos. La muerte nos concede el privilegio que la vida nos negó. ¡Bendita, sea. Por siempre!”.
El mausoleo de los Amantes se encuentra en la capilla del Sagrado Corazón de la iglesia de San Pedro, que data del s. XVII, anexada a la iglesia mucho más antigua en el tiempo, del s. XIV. Las esculturas yacentes son obra de Juan de Ávalos, realizadas en 1956 y esculpidas en alabastro. Encontraron reposo definitivo en la iglesia, en 2007, cuando fueron trasladadas, junto a parte del archivo histórico, que puede consultarse.

Contacto

Plaza de la Catedral, 1 44001 Teruel
978618398
http://www.amantesdeteruel.es/

Más monumentos en Teruel