Convento de los Mínimos

Santa María del Camí (Balears/Islas Baleares)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En pleno centro de la localidad mallorquina de Santa María del Camí, entre cafeterías, bancos, hornos y locales comerciales, se encuentra uno de los edificios que mejor guarda, entre sus paredes, el pasado sacro de la isla. Aunque la palabra quizá no sea la más apropiada, el adjetivo que define a la perfección al antiguo convento de Los Mínimos es polivalente ya que, a lo largo de su historia, ha albergado diferentes funciones. De templo y convento de los monjes mínimos a escuela y farmacia, pasando por un restaurante y un museo, que es a lo que se dedica hoy en día. El antiguo convento de Los Mínimos, también conocido por Can Conrado, en honor a la familia que ostenta su propiedad, conserva su estancia más especial, el claustro. De estilo renacentista, este bello claustro sigue siendo un espacio en el que el visitante encuentra un remanso de paz y reposo donde sus detalles son los protagonistas. Un pozo central, abrazado por un cuidado jardín, nos invita a adentrarnos en las entrañas del museo y conocer las curiosidades conventuales que se conservan desde el siglo XVII. Recorrer sus plantas es sinónimo de contemplar bellos cuadros, muebles y decoraciones religiosas que no se pueden encontrar en ningún otro lugar. En una de estas estancias, un retablo dedicado a Nuestra Señora de la Soledad, da buena muestra de devoción que se tuvo y, aún se tiene, a esta Virgen. Junto al claustro, se levanta un campanario, que formaba parte de la iglesia y que guarda en sus alturas la seña de identidad de esta construcción, un maravilloso reloj de sol rodeado de una hilera de preciosos ventanales.

Localización

Plaça dels Hostals 07320 Santa Maria del Camí Illes Balears