{{title}}
{{buttonText}}

Ermita de Sant Francesc

Santpedor, Barcelona

Compartir

Cuando uno se acerca a esta ermita, con casi 700 años a sus espaldas, enseguida nota cómo el paisaje hace que te invada la calma y la serenidad; pero eso es ahora, originalmente era una zona de lo más bulliciosa que servía de punto de encuentro de los caminos reales de la Edad Media. Desde fuera, la ermita parece muy simple por su forma rectangular y piedra clara así como por su escasísimo número de ventanas o su inmenso crucifijo recto de piedra. Sin embargo, por la noche cambia de color, ofreciendo unos tonos naranjas que dan la sensación de que el edificio está brillando, lo cual, junto con los cielos completamente negros y cubiertos de estrellas, crea la ilusión de que se ha entrado de lleno en un cuadro, tal y como hacía ‘Mary Poppins’. Esas increíbles variaciones cromáticas, según el momento del día, es algo que no se encuentra tradicionalmente en un templo religioso, y le añade otro atractivo para visitarlo.

Localización

Plaça Gran, 4, 08251 Santpedor, Barcelona